UN ESFUERZO DE EQUIPo

Nuestros voluntarios

Nuestros voluntarios de retiro están capacitados en educación, trabajo social, psicoterapia o espiritualidad ignaciana, y están divididos en equipos entre varias instituciones correccionales. Están comprometidos a formar relaciones en el interior, dirigiendo retiros y clases significativas, y proporcionando atención pastoral y educativa de alta calidad.

Nuestros voluntarios en el exterior se centran en proporcionar apoyo académico, apoyo espiritual y psicosocial, apoyo administrativo y de bienestar, y otros servicios esenciales, desde educación financiera hasta redacción de cartas y planificación de eventos.